Motorización

Mediante un sencillo sistema, se puede motorizar cualquier toldo.
El concepto de motor tubular nació en la década de los 60 y desde entonces esta aplicación no ha dejado de evolucionar hasta convertirse en un accesorio casi imprescindible en una instalación de toldos, moderna y eficiente



Las ventajas de motorizar un toldo son evidentes; por un lado la facilidad de manejo, especialmente en instalaciones de grandes dimensiones. Un pulsador o mando a distancia son opciones totalmente aconsejables en aquellos toldos donde por su altura o tamaño nos sea difícil acceder mediante manivela.
Con una simple pulsación en el interruptor o en un mando a distancia, todos los toldos que tengas se extenderán o recogerán en unos segundos. ¡Disfruta al máximo de la vida en tu terraza, patio o balconada gracias a los automatismos para toldos!

Descripción y Características

El motor se ubica en el interior del eje de enrollamiento de la tela del toldo, es invisible y prácticamente inaudible. Gracias a su receptor radio incorporado, el toldo capta las órdenes que se emiten desde el mando a distancia. La motorización asegura el cierre completo del toldo, protegiendo la tela a la perfección.

¿Con cable o sin cable?

Instalación por cable: El punto de mando del toldo se conecta al motor a través de un cable eléctrico. Este sistema es más utilizado frecuentemente en toldos emplazados en obras de nueva construcción.
Instalación radio: Gracias al exclusivo sistema de Radio Tecnología Somfy, se simplifica la instalación del toldo al máximo. Basta con conectar el motor del toldo a la corriente eléctrica y listo. El punto de mando emite las órdenes a distancia, y no necesita ningún tipo de cable ni conexión con el toldo. Esta solución es especialmente indicada en reformas o cuando se trata de modernizar un toldo ya instalado motorizado por cable.